Brecha de Género en el Uso de TIC para el Aprendizaje Científico

The SIU

Abstract: De acuerdo con la ENDUTIH 2015, en los diferentes grupos de edad, la proporción de mujeres respecto al total de usuarios de Internet móvil y fijo es similar a la de hombres. La brecha de género en cuanto a la adopción de las TIC se encuentra en franco abatimiento, sin embargo, cuando se trata de usarlas con fines de aprendizaje científico, resurgen diferencias significativas.

Brecha de Género en el Uso de TIC para el Aprendizaje Científico

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2015 (ENDUTIH), en los diferentes grupos de edad, la proporción de mujeres respecto al total de usuarios de Internet móvil y fijo es similar a la de hombres.

A su vez, 70% de las mujeres y 71% de los hombres contaba con un Smartphone a finales de 2015, mientras que en este mismo periodo la penetración de Banda Ancha Móvil fue 27% para las primeras y 28% para los segundos.1

Al analizar los datos anteriores, es claro que la brecha de género en cuanto a la adopción de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) es corta. Sin embargo, cuando se trata de usarlas con fines de aprendizaje científico, resurgen diferencias significativas.

En el Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes 2015 (PISA por sus siglas en inglés), publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)2 , es posible observar los resultados del Índice de Actividades en Ciencias que se construyó a partir de preguntas realizadas a los estudiantes de 15 años para reconocer su nivel de involucramiento en actividades relacionadas aprendizaje científico.

Entre las preguntas destacan aquellas donde se le pide al alumno señalar si utiliza frecuentemente determinadas TIC con fines de aprendizaje científico.

Al analizar los resultados por género, es posible observar brechas importantes. Mientras que el diferencial entre hombres y mujeres estudiantes de 15 años que declararon visitar de manera muy frecuente o regular aquellos sitios web con contenido científico equivale a 11.1 puntos porcentuales (pp), este indicador para la simulación de fenómenos naturales en programas computacionales o laboratorios virtuales fue de 9.6 pp.

En lo referente a actividades de simulación de procesos técnicos en programas computacionales o laboratorios virtuales, la brecha de género se ubicó en 10 pp, mientras que para  visitas a sitios Web de organizaciones medioambientales, fue 8 puntos porcentuales.

Por otro lado, el diferencial en cuanto a la actividad de dar seguimiento a noticias científicas y medioambientales a través de blogs y sistemas de microblogging, la brecha equivalió a 10 pp.

Cerrar estas discontinuidades podría contribuir a que los alumnos mexicanos mejoren su desempeño en ciencias y, por lo tanto sus competencias en este rubro ya que se incrementaría el agregado de personas con mejores habilidades científicas, pero también abriría el abanico de oportunidades de desarrollo personal y profesional para más mujeres.

La brecha de género en relación con la adopción de las TIC se encuentra en franco proceso de abatimiento, sin embrago se hace necesario echar una mirada hacia su uso y aprovechamiento.

En particular, cuando las TIC son utilizadas como medio de aprendizaje científico, los contrastes entre hombres y mujeres son muy visibles. Al advertirlos y procurar las estrategias para reducirlos, se impulsará el involucramiento de los individuos en discusiones relacionadas con asuntos científicos y tecnológicos, mismos que constituyen una condición necesaria para detonar el desarrollo social y crecimiento económico.

____________
1 The Competitive Intelligence Unit, Adopción TIC: Rompiendo la Brecha de Género. Disponible en: http://bit.ly/1OYejLe
2 OCDE, PISA 2015 Results: Excellence and Equity Volume 1. Disponible en: http://bit.ly/2g7Hc2E